Verdades, tendencias y eufemismos gerenciales

El fenómeno del impostor y yo
noviembre 5, 2021
Gritemos nuestra inconformidad
diciembre 31, 2021
Show all

Verdades, tendencias y eufemismos gerenciales

En el marco de la gerencia (y en otros ámbitos de la vida) nos encontramos con verdades que duelen, que hay que decir y  escuchar sin filtros, por duras que puedan parecer.

A lo largo del tiempo,  el entorno gerencial y el de liderazgo ha aprendido que, la asertividad es un factor fundamental para el cuidado de las relaciones humanas, y  para ello se han desarrollado una cantidad de técnicas, que van cambiando con el tiempo, y se van poniendo de modas unas y van saliendo otras. Esto ha hecho que cada cierto tiempo se haga tendencia un “nuevo concepto”; que no es más que cambiar el empaque usando una terminología “más chic”, y para los de habla hispana si suena en anglosajón nos gusta más.

Luego tenemos los eufemismos, que son la versión más edulcorada para describir un hecho o para mostrar lo que el otro ve de una situación. Aquí somos capaces de decir casi cualquier cosa antes de poner las palabras crudas.

Despido con eufemismo: “Es momento que te empoderes y te sometas a un proceso de Reskiling, para que le muestres al mundo lo capaz que eres fuera de la organización, para ello, te ofrecemos el programa de offboarding de la organización; y  luego de aprender los nuevos skill que el sector de nuestra industria necesita, regreses y  aportes al desarrollo de la organización…”

Despido sin eufemismo: “Usted ha llegado a su máximo nivel de incompetencia (Principio de Peter, 1969), por ello le estamos despidiendo. Muchas gracias por sus servicios y le deseamos lo mejor.”

Cada quien elige el que más le gusta y le funciona.

Sin duda que yo creo  que “el lenguaje crea realidades”, y en ese sentido  la asertividad busca que seamos empáticos, claros y precisos. En muchas oportunidades las organizaciones llenan su lenguaje corporativo y sus procesos,  de un sinfín de  técnicas de moda, que terminan alejando a la gente de la realidad y de la eficacia para la que son convocados.

Desde la mejor intención y buscando crear una cultura más eficaz,  las empresas implantan una cantidad de corrientes gerenciales, que en oportunidades más que generar buenos resultados confunden a sus miembros, con esto hay  que tener mucho cuidado.

Hay momentos que es importante para un equipo hacer una pausa para volver a lo básico: mirarse a los ojos, decirse con respeto “sus verdades” sin mayores adornos, reencontrarse con la humanidad, la vulnerabilidad, la capacidad y el alma del otro; establecer nuevos marcos de acción y nuevos compromisos, y continuar co-creando en armonía mejores resultados.

Los líderes eclécticos cuentan en su “Inventario personal”,  con una mirada muy particular de cada miembro de su equipo, ya que han  hecho el trabajo  de identificar su perfil, con base a herramientas o pruebas psicométricas, y esto, les permite saber cuándo es el mejor momento de parar y decir lo inevitable, con la práctica de la asertividad, suspendiendo un poco el protocolo exigido por la organización, y priorizando la necesidad de la persona de entender lo que tiene que entender.

Decía Pitágoras: “Apártate de los caminos frecuentados y camina por los senderos.”, y en el contexto de este artículo, los senderos se convierten en la esencia de volver a liderar sin tantas poses, sin tantas máscaras, sin tantos artilugios, con menos modas, menos eufemismos y más verdades.

Amancio E. Ojeda Saavedra

@amanciojeda / amancio@alianzasdeaprendizaje.com

Podemos conocernos y conversar sobre liderazgo, tema que me apasiona, aquí te dejo el link para que agendes una reunión conmigo sin costo alguno… https://calendly.com/amanciojeda/conozcamonos o escríbeme a mi WhatsApp +56 9 83390130

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.