Verdades, tendencias y eufemismos gerenciales
diciembre 3, 2021
Show all

Gritemos nuestra inconformidad

Levantemos nuestra voz por aquello que creemos y sabemos que tiene un “Sello húmedo” con tinta indeleble de  injusto,  y  muestra una cara pálida de la cualidad humana.

Por todo aquello que nos hace sentir inferiores y nos coloca una niebla espesa, que no nos deja ver nuestra esencia y  recursos para elevar nuestra forma de vivir.

Por los resultados que no deseamos, esos que nada tienen que ver con nuestro actuar, pero ocurren, se muestran de manera contundente, nos inmovilizan o retrasan.

Gritemos nuestra inconformidad a la violencia, a la uniformidad en el pensamiento, a las etiquetas corrosivas de posibilidades, a la repetición de la historia por buena o por mala que haya sido, a la discriminación generacional, entre tantos desenfrenos sociales.

Que se escuche y se sienta nuestra inconformidad en la fuerza de la voz y el mensaje, al decir que no queremos más el estatus quo en el que estamos y, que deseamos las transformaciones que nos acerquen a la vida que queremos vivir.

Pongamos sobre la mesa todas las cartas, incluyendo la carta de renuncia  a esos trabajos que nos roban la oportunidad de hacer lo que sí queremos hacer.

Ataquemos de frente y sin temor a los sistemas que cultivan el miedo como forma de manipulación y dominación, esos que nos susurran al oído una melodía que nos sugiere: para qué tomar  riesgos, lo puedes perder todo, quédate así como  estás.

Que se escuche tu oposición a las órdenes que marcan las modas a que: leer, escribir, escuchar, crear, darle “me gusta”, bailar,  mostrar, ir ó venir; que sea tu impulso y deseo  el que imponga el ritmo y  las tendencias de mayor beneficio para ti.

Ahora bien

Gritar no quiere decir victimizarse ni emanciparse; tampoco es una opción quedarse esperando a que se escuchen nuestros gritos,  y mucho menos pensar que el acto de vociferar las inconformidades, es suficiente para transformar lo que crees  que hay cambiar.

Las inconformidades dejan de ser anclas cuando nos hacemos cargo de ellas; y para eso tenemos que identificarlas, mirarlas a los ojos con humanidad, darle su justo  puesto y sin piedad, ir a convertirlas en posibilidades.

Las inconformidades se transforman tomando decisiones y sumándole acciones; aprendiendo de los buenos, de los malos, de esos que nos quieren enseñar, de los maestros de los que decidimos aprender; con un despertar de consciencia que avive al líder dormido que llevamos; dejando de idealizar a personas y comenzar a repetir las conductas que sí suman,  de aquellos que pueden ser tus modelos y referentes (sin convertirlos en dioses).

Desde aquí pego un grito sonoro y amoroso, porque tu año 2022 esté lleno de inconformidades convertidas en oportunidades; porque tus logros se conviertan en gritos de celebración, que se escuchen primero en tu corazón y luego en el mundo; porque tu liderazgo  te lleve a una aventura colmada de transformación, salud, disfrute y bienestar. Recibe un abrazo  de feliz año.

Siempre tu amigo…

Amancio E. Ojeda Saavedra

@amanciojeda / amancio@alianzasdeaprendizaje.com

Podemos conocernos y conversar sobre liderazgo, tema que me apasiona, aquí te dejo el link para que agendes una reunión conmigo sin costo alguno… https://calendly.com/amanciojeda/conozcamonos o escríbeme a mi WhatsApp +56 9 83390130

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *