Gritemos nuestra inconformidad
diciembre 31, 2021
Show all

SIERRA XR4i

Es posible que este título no te diga nada, para mi generación significa unos de los autos más deseados de finales de los 80 en Venezuela. Era el carro deportivo que todos los jóvenes deseábamos tener, contaba con un super motor  2.8 V6 de inyección directa, y venía en colores muy llamativos. Cuando mi padre compró el suyo de color amarrillo «pollito» con una línea verde, yo no lo podía creer, me parecía que en casa estaba el carro más hermoso de todos, mientras que una de mis tías (su hermana) decía que mi papá se veía muy ridículo en ese auto tan chillón.

Como todo en la vida pasa lo siguiente: 1) Las cosas envejecen y pierden vigencia,  y  2) En cuestión de  gusto no hay nada definitivo.

Lo anterior lo expongo porque, así como le pasó al auto en cuestión, pasa con nuestras formas de pensar: envejecen y pierden vigencia, y  no a todos les gusta la forma en que vemos el mundo. Esto siempre será así.

Es impresionante ver que, ante la obsolescencia de nuestra forma de pensar, no nos demos cuenta, y queramos enfrascarnos en que las cosas tienen que seguir siendo como eran, y tercamente buscamos demostrar que tenemos la razón, inclusive si los hechos no explotan en la cara, alguna justificación encontraremos.

Por otra parte, nos interesa tanto  la aprobación externa, que en el algún momento (sin darnos cuenta) estamos diciendo y haciendo  cosas para estar bien con todos, y así evitar el dolor del rechazo a nuestra forma de pensar; pero la verdad es que siempre habrá un grupo que pensará de forma diferente, y que hará lo posible para que te enteres que está en la acera de enfrente.

¿Qué hacer?

Para el envejecimiento de nuestra forma de pensar, el camino más expedito y  duradero en el tiempo, es tomar como herramienta el círculo  virtuoso de: “Aprender – Desaprender – Reaprender”, que originalmente pertenece a Herbert Gerjuoy, cuando dijo: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender”. Y allí nace su propuesta tan vigente.

Para mirar cómo funciona, déjame entregarte este ejemplo en mi vida: Me enfrasqué en pensar  que el coaching solo se podía hacer manera presencial, así lo Aprendí, y con ese modelo mental iba por la vida; un día, en una conferencia de Fernando Celis, me mostró que hay un mundo gigante de posibilidades en el coaching on-line, y me tocó hacer el trabajo de Desaprender la creencia que me limitaba y,  comenzar a Reaprender hacer coaching a través de las pantallas. Hoy  solo tengo un cliente de forma presencial y el resto son virtuales.

Ahora bien, en cuanto a “En cuestión de gusto no hay nada definitivo”, lo que nos resta por hacer es: no hacer nada con los que están en la acera de enfrente, sino dedicarnos a buscar, contagiar y nutrir como líderes a los que sí están de acuerdo, a los que sí les gusta tu mirada del mundo. No se trata de ignorar y negarnos a que otras miradas del mundo son válidas, no, no es eso; lo que propongo es no desgastarnos queriendo ser “monedita de oro” para gustarle a todo el mundo.

Aquí también te contaré una anécdota, resulta que como conferenciante suelo hacer contacto  visual con mi audiencia, incluso entablar una pequeña conversación con algunos, para estimular la participación y no hacer de mi trabajo un monólogo, pero de manera inconsciente tenía la costumbre de enfocarme en aquellos que tenían cara de desagrado, esos que parecen estar  obligados en la conferencia; un día participando en un gran congreso para 700 Personas, yo estaba allí  dándole la conferencia a 3 ejecutivos de la primera fila, que tenían cara de dolor de estómago, ellos se habían apoderado de mí  atención gracias a sus caras de desagrado, hasta que me dije: Amancio, hay 700 personas aprendiendo y disfrutando de lo que dices, y tú tienes el foco  puesto solo en esos 3 que no lo quieren (al parecer). Desde ese día pongo mayor energía en lo que si les gusta lo que hago y pienso.

Hoy el Sierra XR4i es historia, como lo son muchos de nuestros pensamientos y creencias, y nos corresponde ser vigilantes permanentes de cuando  necesitamos renovarlos, siendo muy honestos con nosotros mismo, de este modo se expresará nuestra tu autenticidad, y esta energía se hará cargo de convocar a los que te suman y te hacen crecer.

Te pregunto … ¿Cuáles de tus formas de pensar actualmente son un auto de los años 80?

Amancio Ojeda Saavedra

@amanciojeda / amancio@alianzasdeaprendizaje.com

Podemos conocernos y conversar sobre liderazgo, tema que me apasiona, aquí te dejo el link para que agendes una reunión conmigo sin costo alguno… https://calendly.com/amanciojeda/conozcamonos o escríbeme a mi WhatsApp +56 9 83390130

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.