Jill Ellis fiel a su Liderazgo Ecléctico

Doc Rivers ¿Ubuntu o Liderazgo Ecléctico?
octubre 23, 2020
Enigmático liderazgo ecléctico de Dawn Staley
noviembre 20, 2020
Show all

Jill Ellis fiel a su Liderazgo Ecléctico

No se supone que habites en la cima de la montaña, es un lugar para subir y disfrutar un rato, y luego bajar para ir a buscar la próxima cima, de otra montaña”, es así como explica Jill Ellis, la exentrenadora del equipo nacional de futbol  femenino de los Estados Unidos de América, su  regla número uno: Las cimas de las montañas son pequeñas y el aire es escaso.

Jill me sorprende cuando  dice “Como  entrenadora supe que era gay”, y no llama mi atención por su preferencia sexual, sino por haberlo  descubierto dentro del rol, y más allá de eso, cuando comprende que, si no puede vivir coherentemente, su desempeño  como líder se ve afectado, por ello, decide hablar con sus jugadoras y contarles su verdad, cosa que la liberó; de ese aprendizaje sacó su cuarta regla: Se fiel a ti mismo.

Para ser coherente con la regla antes mencionada, deja claro que las chicas que entrena pueden actuar con libertad, basadas en sus convicciones, y solo interviene si ese actuar afecta los resultados del equipo; esto permitió que sus jugadoras comenzaran una lucha reivindicativa, sobre la igualdad de condiciones y  salarios.

Otro aspecto que muestra su liderazgo ecléctico, es la regla número tres: El riesgo  es una oportunidad. Jill no lo teme a los riesgos, los busca, los acepta como una oportunidad, porque sabe que allí  va a conseguir más, que quedándose en la zona cómoda; por ello, su estrategia de juego preferida es la ofensiva, es así como gana los partidos y campeonatos (2 copas del mundo, entre muchos otros).

Uno de mis aprendizajes como coach, son las distintas direcciones que se dan cuando se le hace coaching a una mujer o a un hombre; los objetivos planteados por ambos pueden buscar lo mismo, pero la necesidad surge en principios diferentes; y en las mujeres el resultado final toma valor, sí y solo sí, se cumple el principio que lo sustenta.  Las mujeres como Jill, que muestran un liderazgo ecléctico, sustentan su actuar muy apegadas en lo grandes descubrimiento que hacen de ellas mismas.

Jill Ellis vista desde el “El ojo visor del liderazgo ecléctico”.

En el pilar “Inventario Personal”: Ella se explora, descubre y  se para ante su equipo diciendo: Esta soy yo. Se esfuerza porque sus jugadoras muestren su lado humano, y comprendan el papel histórico que les toca vivir. No le tiembla el pulso cuando necesita aprovechar al máximo, el potencial de una de sus atletas.

Para el pilar “Modelo de gestión”: Ella usa dos frases que muestran, como aborda desde lo técnico su estrategia de juego, la primera es “No hay lección más evidente que perder”,  y la segunda “La forma en que nos eliminó Suecia, iba ser un plan para el resto de los equipos, sabía que necesitaba hacer algo  rápido…” desde esta forma de pensar, reconstruyó y  rediseño la forma de jugar y ganar.

En la “Intervención de la conducta humana”: Se evidencia que logra disciplina sin castigo; conecta a cada una con un objetivo superior, usando el desafío personal. Jill les hizo creer que ellas eran más que unas simples atletas, que ellas eran “Una voz en el mundo”.

En el pilar “Innovación”: Diseña una forma de juego que sorprende a los otros equipos, y se distingue por pulir cada jugada a un alto nivel de excelencia, que haga que parezcan fáciles de hacer. Jill Ellis aplica una regla para poder mostrar su creatividad como  líder: Aférrate y mantente fiel.

Esta es semblanza de una mujer empoderada, que pasa bajo perfil entre el show y las cámaras, que hace lo que le apasiona y;  que liderar eclécticamente la llevó a tumbar barreras sexistas en un deporte como  futbol.

Amancio Ojeda Saavedra

@amanciojeda

amancio@alianzasdeaprendizaje.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *