¿Liderazgo nominal o visual?
septiembre 11, 2020
Desde cuál anaquel se venden los líderes
octubre 5, 2020
Show all

Sobreoferta de Ideas

La verdad es que las ideas siempre han sobrado, y ninguna merece el calificativo de buena o mala, son solo eso: ideas, y  no por ello marcan diferencia alguna. No porque tu tengas más ideas eres más inteligente o  creativo que otro, por favor no te comas ese cuento.

¿Te imaginas cuantas “buenas” ideas han quedado solo en eso? ¿Cuántas veces te pasa qué ves algo ya en funcionamiento, que a ti se te ocurrió años antes?

Los líderes no son los que tienen las mejores ideas, ni los que tienen más, son los capaces de llevar: los sueños a ideas, las ideas a acciones, y las acciones a resultados.

Para lograr lo anterior no  basta la idea, esta es solo la semilla, se necesita otros ingredientes que la hagan germinar, y puedo referirme entre muchas cosas a: Un plan de acción o de negocio, recursos, tiempo, conectar con la gente adecuada,  entre otros. Pero para desmitificar la inflada fama que tienen las ideas, e invitarte a mirar hacia otro lado de las mismas, voy  a explicar un factor llamado “la determinación para la evolución”.

Las ideas se vuelven obsoletas de manera irremediable y  no hay mucho  que explicar, lo que marca la diferencia para la construcción y sobrevivencia de una idea, es la capacidad de mantenerla viva a través de nuevas ideas que la mejoran, y  a eso lo llamamos en liderazgo ecléctico:  la determinación para la evolución: Que se  basa en el desarrollo del hábito de no abandonar la idea central, si no que ir convirtiéndola en algo mejor. El teléfono es la mejor muestra de ello, la idea principal se mantiene hasta la fecha y lo que ha pasado con ella es la determinación para la evolución, por parte de muchos líderes innovadores.

Tu idea como líder puede que no sea una invención, incluso no  sea una clara innovación, puede ser hasta una copia burda de otra idea, pero si desarrollas la determinación para la evolución, no habrá duda que la convertirás en una idea más apetecible para quienes te siguen, incluso, como líder, es importante que tu equipo tenga la misma habilidad y para ello tu gestión es fundamental.

Lograr Determinación

Para el desarrollo de esto, es importante tres cosas:

1.- Enamórate del proceso de la evolución de la idea, y no de la idea misma.

2.- Mantén presente el valor que ofrece la idea a quien la usa, que suelen ser alguna (o varias) de estas tres: Dinero, seguridad y tiempo.

3.- Toda nueva idea es (o puede ser) un complemento de tu idea central.

Cuando eres fiel a los tres principios anteriores, evitaras caer en la tentación de brincar de idea en idea, y la determinación para la evolución entregará sus frutos, hará que la idea tome vigor, que veas nuevas posibilidades de desarrollarla y mejorarla donde antes no las veías, invertirás más tiempo en crear sobre lo  creado y  no hacerlo desde cero, reducirás la procrastinación disfrazada de nuevas iniciativas, y aumentarás tu confianza sobre lo que es posible alcanzar con tu idea principal.

Mucho de lo que está en mi nuevo libro “Personas compran Líderes”, escrito  junto a Carlos Rosales y,   uno de los objetivos que buscamos en los procesos de formación de “Líderes Eclécticos”, van orientados a clarificar la idea (o propósito) central (del líder) y desarrollar la determinación para la evolución, cosa que sabemos que es necesaria para poder cristalizar los sueños y hacerlos sostenibles en el tiempo.

Tenemos un curso llamado “Descubre tu estilo de Liderazgo”, donde profundizamos en este tema, desde ya estas invitado, escríbeme y te envío toda la información para que seas parte de los Líderes Eclécticos que tanto necesita este nuevo mundo.

Amancio Ojeda Saavedra

@amanciojeda

amancio@alianzasdeaprendizaje.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.