¿Para qué creer?
noviembre 23, 2014
La suerte de los líderes empresariales
diciembre 11, 2014
Show all
“Hola
soledad
no me extraña tu presencia
casi siempre estas conmigo
te saluda un viejo amigo
este encuentro es uno más”
El verso
anterior es la primera estrofa de la canción “Hola Soledad”, bolero
inmortal de Palito Ortega, quien de forma acertada llama a la soledad su amiga.
Sin duda alguna, que la mejor manera de vivir siempre
bien acompañado, es estar con uno  mismo,
y que esto  no suene a una invitación a
vivir solo, nada más lejos de eso, creo que la vida es compartir y estar
rodeado de gente a los que uno quiere; lo cierto es que la Soledad, es un
espacio  muy frecuente que debe ser
aceptado, buscado y aprovechado.
Quienes le temen y le huyen a la soledad, sólo están
reaccionando ante el poder que le otorgan a sus miedos o están escuchando los
gritos silenciosos de sus conciencias.
Estar solo puede ser un placer, un disfrute, un encuentro
de paz con el cuerpo y los pensamientos, una forma de ordenar y equilibrar la
esencia, una manera de romper la rutina diaria 
y secuencial de los  patrones
sociales, que en ocasiones nos limitan. Quien disfruta de la soledad, ofrece su
mejor expresión de vivir en libertad.
Disfrutar de la soledad es un arte que se aprende, se
requiere decidir recrearse y  ser feliz
con lo mejor de sí mismo, es declarar la soledad su amiga; en soledad se puede
construir sueños, articular nuestras vidas, incluso encontrar las verdaderas
razones porque se quiere estar acompañado y que tipo  de compañía realmente se necesita.
Muchas personas, ante la soledad, corren de manera
desesperada a capturar cualquier compañía, sin antes haber identificado
cuando  es que se sienten realmente bien
acompañados, al hacerlo  así, casi
siempre los conduce a un nivel de soledad profunda, pero a lado de otro, que
también está solo. Esto puede parecer exagerado, pero es más frecuente de lo
que podamos pensar.       
Comparto 3
pensamientos sobre la Soledad. 
“Jamás hallé compañera más sociable que la
soledad”
Henry David Thoreau
“Latoso es el que nos quita la soledad y no
nos da compañía”
Benedetto Croce
“El hombre grande es
aquel que en medio de las muchedumbres mantiene, con perfecta dulzura, la
independencia de la soledad”
Ralph Waldo
Emerson


Siempre tu amigo… 
Amancio E. Ojeda Saavedra 
@amanciojeda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *